La magia del circo

Trabajar un proyecto sobre el circo, es una buena oportunidad para adentrarse en la historia de este espectáculo. Los personajes, la escenografía, la emoción de las acrobacias y los juegos de malabares, la carcajada que despiertan los payasos, resultan claros incentivos para el desarrollo del juego.

El circo nos ofrece, además, la exploración de las emociones: la risa, el llanto, la alegría, la comunicación entre otros.

La primera expresión infantil, comienza con el juego libre, atravesando distintas etapas de mayor elaboración y creatividad, en las que la imaginación, es el principal ingrediente.

Con este proyecto, se elige revalorizar la importancia de las manifestaciones lúdicas, que posibilitarán a nuestros niños, crear, imaginar, socializarse, disfrutar.
Las salas de 2 y 3 años tuvieron la posibilidad de vivenciar un hermoso espectáculo circense y pudieron conocer a diferentes artistas como malabaristas, zanqueros, payasos, equilibristas y compartir la jornada junto a ellos.