Nuestro proyecto anual

“Un viaje por el mundo de las sensaciones”

El cuerpo siente, escucha y se expresa.

En los primeros años de vida, los sentidos son el medio que permite a los niños y niñas conocer el mundo que los rodea. A medida que van desarrollando sus sentidos, van progresando en el conocimiento y la construcción de un mundo físico y social cada vez más complejo.

Los sentidos son las “ventanas que nos permiten conocer el mundo”, de ahí la importancia de trabajar en las salas la estimulación y el desarrollo sensorial.

 La exploración, la observación, la construcción son procedimientos esenciales en el desarrollo intelectual del individuo. Para la apropiación del lenguaje, sus códigos, sus herramientas los niños deberán explorar e investigar para descubrir las distintas posibilidades de los materiales y las características que poseen, se propone ofrecer a los niños variadas oportunidades para que interactúen y experimenten el medio que los rodea a partir de su cuerpo y sus sentidos.

Con este nuevo proyecto, nos proponemos trabajar las habilidades de percepción de los niños y niñas, potenciando su capacidad de aprehender e interpretar estímulos exteriores, discriminándolos y reconociéndolos y así poder expresar e identificar las sensaciones y emociones que les producen. Teniendo en cuenta lo trabajado estos últimos años acerca de la alfabetización emocional,” percibimos a través de los sentidos y nos expresamos a partir de las emociones”, a partir de esto se basará nuestro proyecto anual.

“Si deseamos que los niños crezcan activos, curiosos y sin miedos, debemos brindarles un ambiente a la vez seguro y estimulante. Los niños aprenden explorando y experimentando, cada uno a su manera, ayudados por padres y docentes cariñosos que saben comprender sus aprendizajes (…)”

“EL DESARROLLO DE LA MENTE INFANTIL SEGÚN PIAGET” – MARY ANN PULASKI.